Firmas por unos “Caminos libres de escombros”

La Asociación de Vecinos PAU del Ensanche de Vallecas lleva varios años reclamando la limpieza del Camino de la Magdalena, que une a Villa de Vallecas con el Manzanares. Alegan que, un camino tradicionalmente utilizado para “bajar al río” de excursión, ha dejado de utilizarse “por la dejadez de los gobiernos durante años”.

Este no sería el único camino abandonado. Los vecinos dicen que el Ensanche de Vallecas se encuentra rodeado de caminos que se encuentran en un lamentable estado de limpieza.

 

Objetivo: 5000 firmas

“Queremos que la Comunidad de Madrid recupere los caminos aledaños al Ensanche de Vallecas para garantizar el disfrute del vecindario y garantizar paseos seguros” explican. Por esta razón, han iniciado una recogida de firmas que demuestre el descontento de los vecinos con esta situación. La campaña está en Change.org bajo el título “Caminos del Ensanche de Vallecas libres de escombros” y hasta el momento ha reunido la firma de 3.186 personas. La meta son 5.000.

 

Caminos abandonados

Los vecinos cuentan que el Ensanche de Vallecas tiene la suerte de encontrarse literalmente pegado al campo, en el límite de la ciudad, con lo que de sus confines parten diversos caminos de tierra aptos para el paseo, el deporte, o para sacar a las mascotas. La búsqueda de distancias de seguridad entre personas ha empujado a muchos vecinos a adentrarse en estos caminos en las franjas horarias del paseo y el deporte. De forma circunstancial, muchas personas del barrio han descubierto por primera vez este tesoro natural que tenían al lado de casa y no conocían. “Estos caminos hace unos meses estaban prácticamente desiertos, pero hoy son un bullicio de gente al atardecer” señalan.

Pero el problema es que muchos de ellos se encuentran en estado de abandono, con montañas de escombros a ambos lados de la senda, una situación que amenaza la seguridad de los paseantes que, por separarse para mantener la distancia de seguridad, se ven obligados a caminar por dichos montones, donde abundan astillas, cristales, o metales oxidados. Se trata de caminos públicos para el disfrute de la ciudadanía y no están cumpliendo su función.

 


Citan como ejemplo el Camino de la Magdalena, un tramo de la Cañada Real del Santísimo que une el pueblo de Vallecas con el río Manzanares, que está plagado de escombros y residuos. “Exigimos a la CAM  la recuperación de este y otros caminos aledaños, su desescombrado y limpieza, así como su adecuación para su uso como caminos peatonales, incluyendo la adaptación de carriles bici. En algunas zonas como el camino de la Magdalena esta recuperación debe ir acompañada también la recuperación del curso del arroyo de la Gavia” indican.

Deja una respuesta

Powered by