¿Es necesario incluir en el proyecto “Isla de Color” todas las parcelas vacantes que tiene el Ensanche de Vallecas para equipamiento?

La Asociación Vecinal Pau del Ensanche de Vallecas está de acuerdo con el proyecto, pero no a costa a sacrificar las parcelas vacantes destinadas a equipamientos.

El proyecto Madrid Isla de Color engloba varios proyectos entre los que se encuentra el llamado “Barrios productores”, donde se ofertan diferentes parcelas en los diversos barrios de Madrid con la intención de instalar en ellas principalmente huertos productivos. La AAVV reconoce las bondades del proyecto, pero no consiente que la oferta abarque todas y cada una de las parcelas dotacionales del barrio.

Por eso, hacen un llamado a los vecinos a verificar los mapas que están colgados en su web para comprobar sobre qué tipo de parcela estarían indicando que quieren construir un huerto productivo y así “poder valorar qué sería más necesario: si un huerto o un polideportivo, un huerto o un centro de salud, un huerto o un centro educativo, un huerto o una escuela de idiomas, un huerto o una escuela de música…”.

El proyecto Isla de Color tiene entre sus objetivos paliar el cambio climático y el efecto isla de calor de las ciudades. El Ensanche de Vallecas dispone de amplias zonas verdes que, asegura la AAVV, están “totalmente abandonadas a su suerte y cuya recuperación, limpieza y mantenimiento muy bien podría contribuir a conseguir dichos objetivos, sin necesidad de tener que renunciar al suelo reservado para los equipamientos que tanto necesitamos ahora y los que vamos a necesitar en el futuro”.

Reiteran: “No estamos en contra del proyecto que nos parece interesante, pues también tiene como objetivo la promoción laboral y la potenciación del consumo de productos ecológicos y de proximidad, con lo que no podemos estar más de acuerdo, pero ¿era necesario incluir todas las parcelas vacantes de que disponemos para nuestros necesarios equipamientos?”

Lo que solicitan los miembros de la AAVV es un plan estratégico para organizar y programar los usos de las parcelas dotacionales en función de las diferentes necesidades actuales y las que irán surgiendo en un futuro próximo y un futuro lejano.

Deja una respuesta

Powered by