Ford: del cáñamo a los granos de café con McDonald’s

Ford Motor Company ha anunciado hace pocos días que, junto a McDonald’s Estados Unidos, va a emplear, de forma inédita, las cáscaras de granos de café en la fabricación de componentes para automóviles como las carcasas de los faros u otros elementos interiores.

Los millones de kilos de cáscaras de café que se desprenden naturalmente, cada temporada, durante el proceso de tueste, pueden transformarse en piezas de material duradero para reforzar ciertas partes del vehículo, cumpliendo las especificaciones de calidad; siendo alrededor de un 20 por ciento más ligeras y precisando hasta un 25% menos de energía durante el proceso de moldeo.

Según la marca del óvalo azul, las propiedades térmicas del componente a partir de cáscara de grano de café son significativamente mejores que las del material utilizado en la actualidad.

McDonald’s y Ford continuarán explorando nuevas formas de utilizar los residuos como un recurso en colaboración, y avanzar así en sus objetivos de sostenibilidad. En este proyecto también intervienen Varroc Lighting Systems, suministradora de los faros, y Competitive Green Technologies, encargada de procesar la cáscara de grano de café.

Esta noticia de Ford llega 78 años y 4 meses después de otra que fue revolucionaria, cuando la compañía fundada por Henry Ford presentó en el verano de 1941 el modelo Soybean, de carrocería construida con plástico hecho a base de cáñamo y fibra de soja -se dijo que también incluía lino, trigo y pulpa de abeto-, y cuyo resultado era un conjunto más liviano que prometía mayor rendimiento del combustible y capaz de soportar los daños igual de bien, o incluso mejor, que su competencia de entonces, el acero; que era muy necesario en el momento bélico que vivía el mundo.

Fue, precisamente, la Segunda Guerra Mundial la que se cruzó en el camino del Ford Soybean y nunca llegó a comercializarse.

Antes, Ford ya había empleado el cáñamo como fibra textil en el interior de sus automóviles.

La marca del óvalo azul también ha sido noticia en Madrid en los últimos días por su tradicional y anticipado día de los Reyes Magos en la Fundación Bobath.

En una jornada en la que se implican con ilusión los trabajadores de la compañía, ejercieron de transporte real el nuevo Ford Mustang GT y sendos Ranger Raptor; para entregar regalos y felicidad a los niños de la Fundación Bobath.

Bobath (Premio al Valor Social de la Fundación Cepsa y Premio a la Solidaridad de Ciudad de la Raqueta, en 2019), que se dedica a la atención integral de niños con parálisis cerebral desde 1982, también cuenta con la colaboración de Ford en otra reconocida acción solidaria como es la carrera 24 Horas Ford en el circuito del Jarama.

Deja un comentario

Powered by